diumenge, 22 de novembre de 2009

Dieta Equilibrada?

Fa temps que volia escriure sobre el que crec sobre la alimentació, no soc un expert, però si mes no les meves impressions. Però he trobat un escrit que defineix molt bé una part del que jo volia dir.
Fa poc ha sortit un estudi on diu que la culpa de l'increment d'obesitat infantil es que els nens no fan esport, inclus deien que les nenes eren mes propenses a patir obesitat per que a l'hora del pati passen mes estones parlant que fent esport, a l'inreves dels nens.
Un 10 per l'estudi. Veure el món d'una manera tant simple es no es digne dels temps que corren. El mon no es simple, es molt complex, i mai s'ha de simplificar d'aquesta manera. Encara que es cert que tothom volem saber el motiu de tot encara que sigui impossible saber-ho.
Els nens no fan tant esport com abans? com abans de que? per culpa de les consoles? o per culpa dels pares que els deixen jugar massa a les consoles? per culpa de la mala alimentació? o per culpa de la baixa qualitat de l'alimentació que podem obtenir? podem optar a una alimentació saludable? o tot el que hi ha al mercat no deixa de ser productes manufacturats i tractats amb decenes de productes afegits com fertilitzats, fungicides, herbicides, pinsos, medicaments als animals..es necessari?
No vull parlar del tema de l'obesitat, potser el tocaré un altre dia. Simplement volia notar, parlant d'un tema d'alimentació, la simplificació que fem de les coses per trobar raóns a fets que no tenen una ùnica raó.

Una dieta equilibrada no es menjar de tot, ni menjar els aliments que ens diuen que son millors, una dieta equilibrada es menjar el menjar que ens proporciona la naturalesa en el moment que el proporciona.

Aquí us paso un petit tall, d'un escrit força llarg, que vaig trobar per internet d'un suposat mestre d'agricultura japonès (Masanobu Fukuoka). No se si la seva filosofia es correcta, no se si el que diu realment es realitzable, però si mes no, el que diu lliga en part amb el que penso.

"VIVIENDO SOLO DE PAN

No hay nada mejor que consumir alimentos agradables, pero para mucha gente comer es sólo una manera de nutrir el cuerpo, tener energía para trabajar y vivir muchos años. Las madres suelen forzar a sus hijos a comer -incluso si no les gusta el sabor de los alimentos- porque es “bueno” para ellos.

Pero la nutrición no puede separarse del sentido del gusto. Los alimentos nutritivos buenos para el cuerpo excitan el apetito y son deliciosos por sí mismos. La nutrición idónea es inseparable de un buen sabor.

Hasta hace poco la comida diaria de los agricultores de esta zona consistía en arroz y cebada con miso y vegetales en salmuera. Esta dieta proporcionaba una larga vida, una fuerte constitución y buena salud.

Una vez al mes tenía lugar un banquete con vegetales estofados y arroz al vapor con judías rojas. El cuerpo sano y robusto del agricultor podía nutrirse bien con esta dieta simple a base de arroz.

La dieta tradicional de Oriente, a base de arroz integral y hortalizas es muy distinta a las dietas de las sociedades de Occidente. En el Occidente la ciencia de la nutrición cree que a menos que se ingieran ciertas cantidades diarias de carbohidratos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas, no puede mantenerse una dieta equilibrada y buena salud.

Esta creencia da lugar a que la madre atiborre de alimentos “nutritivos” a sus hijos. Se podría suponer que la dietética occidental con sus elaboradas teorías y cálculos, no dejaría lugar a duda sobre la dieta más idónea.

En realidad resulta que crea más problemas de los que resuelve.

Un problema es que en Occidente la ciencia de la nutrición no hace ningún esfuerzo para ajustar la dieta al ciclo natural. El resultado es una dieta que aparta al ser humano de la naturaleza. Los resultados más desafortunados son el miedo a la naturaleza y un sentimiento de inseguridad general.
Otro problema es que se olvidan enteramente los valores espirituales v emocionales incluso a pesar de que los alimentos están directamente relacionados con el espíritu y las emociones humanas.
Observando el ser humano sólo como un objeto fisiológico es imposible lograr un entendimiento coherente de la dieta. Cuando se recogen y mezclan confusamente unidades y trozos de información, se obtiene como resultado una dieta imperfecta que se aparta de la naturaleza.
“Dentro de cada cosa subyacen todas las cosas pero si se juntan todas las cosas no puede aflorar ni una sola”.
La ciencia occidental es incapaz de entender este concepto de la filosofía oriental. Una persona puede analizar e investigar una mariposa tanto como quiera pero no puede fabricarla.

Si se pusiera en práctica a gran escala la dieta científica occidental ¿qué tipos de problemas se supone que ocurrirían?

Durante todo el año debería poder conseguirse ternera de gran calidad, huevos, leche hortalizas pan y otros alimentos. Se necesitaría una producción a gran escala y un almacenamiento a largo plazo.

En Japón la adopción de esta dieta ha llevado a los agricultores a producir en invierno hortalizas veraniegas tales como lechugas pepinos, berenjenas y tomates. No pasará mucho hasta que se les pida a los agricultores caquis en primavera y melocotones en otoño.

Es irrazonable esperar que pueda conseguirse una dieta completa y equilibrada simplemente proporcionando una gran variedad de alimentos independientes de la estación. Comparadas con las plantas que maduran de forma natural, las hortalizas y frutas que crecen fuera de estación, necesariamente bajo condiciones antinaturales, contienen pocas vitaminas y minerales.

No es sorprendente que las hortalizas de verano cultivadas en otoño o invierno, no tengan el sabor y la fragancia de aquellas que se cultivan bajo el sol mediante métodos naturales. El análisis químico, las tablas de nutrición, y otras consideraciones de este tipo son las principales causas de error. La alimentación indicada por la ciencia moderna se encuentra lejos de la dieta tradicional japonesa y está minando la salud de los japoneses. "


El text sencer es molt interessant, ja dic, no se fins a quin punt cert o fals, però com la veritat es tan relativa, tampoc m'importa gaire la seva veracitat. M'importa que es interessant i que m'ha fet rumiar.

Si busqueu al google el següent text:
La Revolución de una brizna de paja

Aquesta frase es el títol de l'escrit on he extret aquest text.

O bé, busqueu a la wikipedia el seu nom (Masanobu Fukuoka), podreu ampliar la informació.

Segurament aquest text em donara peu a algun altre post. Molt interessant.

diumenge, 1 de novembre de 2009

Mentida "piadosa" als nens...

Serà un post breu.

Cadascú es lliure de fer el que vulgui però no trobo correcte el fet d'utilitzar mentires per manipular als nens. Soc incapaç de fer-ho.

Ho resumiré ràpid.

Hi han atraccions a la ciutat. Vaig a buscar la meva filla a l'escola i em diu que vol anar a les atraccions, aquell dia no tenia pensat anar-hi i li dic que no, que ja tindrem dies per anar-hi. Reacció de la mestra, dir-li a la meva filla que les fires estan tancades.

Ho sento, no vaig poder evitar "desautoritzar-la". Vaig dir-li a la meva filla, davant de la mestra: "No, estan obertes però avui no hi anirem, tenim molts dies de festa per anar-hi".

O alguna vegada que algun pare m'ha fet servir amb el seu fill com "evitador de conflicte": "Hey! Gaby, oi que ja han tancat les fires?" ...esperant la meva complicitat i que digues que si, per a veure si aconsegueixen calmar la rabieta del seu fill. Doncs, ja els aviso, però no puc evitar dir que les fires estan obertes però que potser als seus pares no els hi va bé anar-hi.

Ostres! es que fem servir mentides constantment per tot amb els nostres fills....deixem les mentides i potser creixeran en un entorn on els hi serà mes fàcil entendre que el mon es com es.....i que les fires hi son cada dia, obertes fins a les tantes de la nit esperant a que hi vagin a gastar cales, que viuen d'això....però que no hi anirem perquè estem cansats, perquè no volem gastar, perquè ja hi hem anat o perquè tenim alguna cosa millor a fer...

Se que son mentides "inofensives" per evitar el conflicte amb els nens...però, una pregunta...quin gran especialista ha decidit que es correcte evitar els conflictes amb els fills?...si els conflictes hi son, que hi siguin. Fa mandra suportar la rabieta, les llàgrimes i l'espectacle?...si, la veritat fa mandra.

Però per la mandra no tinc pensat dimitir de la meva feina de pare. Si, he dit feina.....perquè ser pare es una feina, amb moments grandiosos però també amb moments mes durs però en tots ells segueixes sent el pare, no pots deixar de ser-ho.

Vigila amb els caramels a la porta de l'escola...(o la por innecesaria..)

Fa temps que tenia aquest escrit guardat al blog com a borrador i no aconseguia trobar temps per acabar-lo però avui he llegit la Contra de la Vanguardia on entrevistaven a una mare americana que parlava del tema que tenia pendent. L'educació als nostres fills basada en la por.

Recomano llegir aquesta entrevista, aquí us deixo una part:

"
¿Estoy ante la peor madre de América?

Ese título me han colgado.

¡Algo habrá hecho para merecerlo...!

Sí: confiar en la vida, en el mundo, en la gente y en mi hijo.

¿Confiar?

Confiar en que mi hijo Izzy, a los 9 años, podía ir y volver él solito de casa al colegio.

¿Y podía?

Claro: desde pequeño ha viajado en metro conmigo y su padre, y días antes de dejarle ir solo, repasamos el trayecto con él.

¿Y qué decía Izzy al respecto?

Como la mayoría de chavales, él anhela sentirse independiente, autónomo, sentirse mayor: le ilusionaba moverse solo por Nueva York, y sabíamos que tenía plena capacidad para hacerlo. Y le dejamos hacerlo.

¿Y dónde estuvo el problema, pues?

En que un policía, al verle solo en el metro, le detuvo: "¿Dónde vas solo, tan pequeño? ¿Lo saben tus padres?", le preguntó. No se creyó que le hubiésemos dejado moverse solo por el metro de Nueva York...

¿Y qué pasó?

Se lo llevó a comisaría y me llamaron a casa.

Vaya susto, ¿no?

Me sobresalté. Por teléfono le confirmé al agente que yo había permitido a mi hijo salir solo. El policía no daba crédito: "¿Y no le preocupa lo que pueda pasarle a su hijo?", inquiría, atónito. ¡Temí ser arrestada!

¿Y no le inquietaba que fuera solo?

¿Qué podía pasarle? ¿Ser robado? ¿Agredido? ¿Secuestrado? ¿Violado? ¿Asesinado? ¿Descuartizado? ¡Por favor! Ese modo de pensar tóxico es mayoritario hoy en mi país, con unas consecuencias espantosas...

¿Qué consecuencias?

Tener tanto miedo a monstruos que atacarán a nuestros hijos ¡convierte a los padres en verdaderos monstruos para sus hijos!

Tanto como eso...

¡Los padres roban a sus hijos la infancia y el gusto por la vida, inoculándoles recelo y miedo! Están encapsulándolos, incapacitándolos para vivir en sociedad. Mire, yo relaté lo sucedido con mi hijo Izzy en mi columna periodística, y asistí a dos reacciones...

A ver: una...

Se me acusó de desocuparme de mi hijo, de ser mala madre, negligente, perezosa, pasota, culpable de lo que le pasara a mi hijo...

La peor madre de América, vamos.

Pero la otra cosa que pasó es que recibí cartas de chavales. Le leo una: "Tengo 15 años. Me llevan en coche de casa al colegio, mi vida es ver la tele, videojuegos... Es divertido un rato..., ¡pero no tengo libertad!: no puedo jugar en el jardín porque mis padres tienen miedo a que me secuestren o me maten. ¡No quiero que mis hijos, si un día los tengo, vivan como yo!".

Se trata de un caso extremo...

No, es común. Cuando yo era niña, correteábamos por la calle, los niños repartían diarios, las niñas de 12 años hacíamos de canguro a niños pequeños, o cantábamos por las casas pidiendo aguinaldos... ¡Nada de eso se permite hoy! Sólo un 10% de los niños de mi país van solos al cole.

Habrá aumentado la inseguridad...

¡Mentira! El índice de seguridad vuelve hoy a ser el mismo que el de 1963, y Nueva York es de las ciudades más seguras del país.

Entonces, ¿a qué responde tanta sobreprotección?

La televisión sabe que repetir sucesos luctuosos, crímenes, tragedias, niños secuestrados, una niña asesinada... nos estremece, atrae, magnetiza y vende. Y lo hacen: ¡los repiten sin descanso! ¿Pasa esto en España?

Estamos en ello.

El efecto de esto es que la gente se queda con un mensaje: "La calle es peligrosa, ¡mi hijo está en peligro!". E incluso algo peor...

¿Qué?

¡Acabas viéndote a ti mismo como criminal! "Si un vecino me deja a su hijito, ¡qué irresponsable es!, porque yo podría...".

¿Qué medidas tomaría usted si mandase en Estados Unidos?

Que no se arreste y enjuicie - como ahora-a padres que dejan un rato a sus niños solos en casa o les permiten salir solos a la calle.

Pobres padres...

Y pobres hijos: cosificados, convertidos en inútiles, no sabrán desenvolverse mañana. ¡Démosles la oportunidad de espabilarse!

¿Cómo?

Déjale que vaya a comprar el pan o el periódico, déjale que complete una vuelta a la manzana en bici él solo, déjale que vaya a comprarse un helado... Enséñale, ¡y suéltale! Ser buenos padres consiste en eso.

¿Qué otro consejo daría?

Me escribió el otro día un señor de 90 años: "Recuerdo el día en que, con 10 años, me dejaron subir solo al tren...". Tras casi un siglo de intensa existencia, ¡Segunda Guerra Mundial incluida!, al final de su vida, ¿quién era ese hombre, quién había sido siempre? ¡El niño valiente que subió solo al tren...!

Confianza es el mensaje, ¿verdad?

Confía más en lo que ves que en la tele: ¿secuestran cada día a un niño en tu ciudad?

¡No!

Pues no lo secuestres tú: ¡tenemos secuestrados a nuestros hijos! Alguien me soltó: "Esta madre prefiere darle a su hijo un día de diversión a una larga vida", ¡dando por hecho que alguien matará a mi hijo!: así de aberrante es la mentalidad estadounidense.

¿Qué es lo peor que le han dicho?

"¡Ojalá algo horrible le pase a tu hijo, para que aprendas!".
"

Vivim en una societat repleta de noticies tràgiques que ens deformen la nostre realitat i vivim en un món fictici amb moltes pors inecessaries, o com a mínim, no haurien de ser pors que ens afectessin tant.

En aquest escrit em vull referir a les pors que els inculquem als infants, els mes petits, del mon que ens envolta.

Un nen petit, que sempre està amb nosaltres o a l'escola, no li fan falta la majoria de pors que els pares li transmetren.

Les violacions son un fet terrible però quantes violacions es produeixen cada dia a la nostre ciutat? quants assessinats de nens? quantes agressions gratuites? quants segrestos? quantes intoxicacions per menjar caramels d'algun desaprensiu a la porta de l'escola? quants atropellaments? quants atracaments?

Crec que hem de donar llibertats als nostres fills perquè experimentin amb la vida, però ull, quan dic llibertats em refereixo a que es puguin desenvolupar lliurement dins de les normes que els pares impossem. Si, si, impossem. Les normes bàsiques s'imposen, la resta es poden negociar.

Estic fart que em mirin malament quan deixo anar sola a la meva filla de tres anys a premer el boto per creuar un semafor. Es prou madura per saber el que fa. Que pot entrebancar i caure a la carretera? ja l'he preparat perquè sigui conscient que aquest fet es pugui produir, per tant, va en compte. Però jo vull que maduri, que senti que cada vegada es mes responsable dels seus actes que no pas agafar-la de la mà fins a premer el boto i no deixar-la anar fins a creuar.

Es habitual que em mirin malament perque el meu fill cau a terra i me'l quedo mirant mentre s'aixeca.

Es habitual que si tiren el xumet a terra em mirin malament perque no el recullo, l'han tirat ells, no pas jo i es el seu xumet, per tant, la seva responsabilitat.

Es habitual quan explico algun fet al meu fill algu digui: "Encara es petit per entendre això...".

Hi ha mes risc amb la meva visió? A curt termini potser te mes risc la meva filla però a llarg termini em sembla que s'intercanviaria el risc.

Jo soc el primer que no vull que a la meva filla li passi res, per això la preparo per madurar i per ser responsable. No deixaria premer el boto del semafor a la meva filla si ella no fos concient del perill dels cotxes.

I una altre cosa, desenganyem-nos, nomes el fet d'estar vius pot provocar el risc d'un accident o de la mort, no es pot evitar aquest risc per molt que es vulgui. Per tant, no es pot viure constantment amb aquesta por, per molt aterradora que ens sembli la idea del que pugui passar.

Fa uns mesos va sortir una noticia on una nena d'un any va morir al caure per unes escales, mentre jugava amb les seves germanes. Una noticia tragica i desgraciada. Però per això no hem de deixar baixar les escales de casa nostre al nostre fill, si ja està capacitat per fer-ho? El risc es inherent a la vida.

Potser quan aquesta criatura tingui 18 anys, la diferencia entre la vida i la mort pot estar en decidir pujar o no a un cotxe conduit per un noi/a borratxo. Potser la desició dependrà de les decisions que l'haguem deixat pendre i de la responsabilitat sobre aquestes decisions.

Els nens han de caure, s'han de fer mal, s'han de perdre, han de veure el perill per madurar i entendre que la vida es un joc on moltes decisions tenen consequencies....

Recordo quan era petit que les nostres mares ens avisaven constantent dels perills d'agafar caramels repartits per un home a la porta del col·legi...quants nens van morir o resultar intoxicats?...que jo conegui...cap!..però la meva mare ens va posar aquesta por al cos per si les mosques.

I si vaig a un restaurant i el cambrer es un psicopata i tira veri a tots als plats? i si vaig pel carrer i un home te un atac de cor mentre condueix i s'estimva contra mi?

Fa poc vaig llegir una noticia on un home havia mort degut a que una dona s'havia suicidad des de un balco amb tan mala fortuna que va caure sobre aquest senyor. Mort a l'acte.

La vida es massa complexe per posar nom a tots els perills, es impossible. El que si podem fer es donar als nostres infants la responsabilitat de decidir sobre els seus actes, de rebre les seves consequencies i això farà ciutadants amb mes criteri davant dels posibles perills.

[pendent d'ampliar....]